Es una lámina formada por tres capas de partículas de madera, aglomerada mediante la adición de un pegante y la aplicación de procesos de alta presión y temperatura.

Por sus especiales características este tablero aglomerado se denomina “madera reconstituida” constituyéndose en el tablero ideal para la fabricación de muebles.